De la quiebra a la cancelación del plebiscito